7 consejos para cuidar tu mente

Cuida tu mente, no solo por una cuestión profesional, sino personal. Por muy ocupado que estés, por intensa que sea tu agenda, encuentra tiempo para ti. ¿Cómo puedes cuidar tu mente?

1. Reduce el estrés

No todo el estrés es negativo, sin embargo, cuando vives con la sensación continua de estar desbordado por los acontecimientos externos, sufres en exceso. Haz algo para reducir el estrés. Por ejemplo, haz un reajuste en tu agenda poniendo en orden tus prioridades presentes. También puedes encontrar tiempo para la calma a través del desarrollo de una mentalidad serena por medio de la práctica de yoga, mindfulness, pilates o taichi. También puedes fomentar la meditación.

2. Creatividad al máximo

Para desarrollar una mente creativa debes nutrirte de estímulos externos que te permiten obtener nuevas ideas por medio del alimento de la cultura: lectura, teatro, música, cine, arte, arquitectura… También puedes sumarte a un grupo mastermind donde puedes establecer debates sobre temas interesantes.

3. Sentido del humor

El sentido del humor no solo alegra el corazón, sino también la mente. Muchas ideas fluyen mejor cuando estás en un estado de optimismo vital. ¿Cómo fomentar el sentido del humor? Por ejemplo, disfruta de una serie de televisión cómica. Y disfruta de las anécdotas e historias distendidas.

4. Practica la fotografía

Practica una afición. Cualquiera que te guste. Por ejemplo, puedes hacer un curso de fotografía puesto que este lenguaje visual es creativo al inmortalizar aspectos del entorno en imágenes que puedes compartir en Instagram. El aprendizaje continuo es un antídoto de bienestar para el cuidado de la mente por medio de la superación de nuevos retos.

5. Relaciones sociales

El entorno social es fundamental para cuidar la mente a través de la práctica de las habilidades sociales, el compañerismo, la empatía, la comunicación asertiva y el trabajo en equipo. Puedes fomentar la practica de actividades afterwork. También puedes proponer ideas de team building en las reuniones de trabajo de la empresa de la que formas parte.

Las relaciones sociales son fundamentales para cultivar la mente y alimentar la creatividad puesto que las ideas de otras personas fortalecen tu propia resiliencia. Como explica Platón, las mejores ideas son aquellas que nacen a la luz del diálogo entre amigos.

6. Aprender un idioma

Aprender inglés, por ejemplo, activa tu mente gracias a la superación de retos constantes con los que mejorar tu nivel de comprensión lectora y oral de un idioma que te abre puertas no solo en el plano profesional sino también, en el ámbito personal.

7. Descubre la filosofía

La filosofía aborda los temas más importantes de la existencia y del ser humano. Por tanto, por medio del pensamiento de los grandes autores, por ejemplo, Sócrates, Kant, Descartes, Hegel, Heidegger, o Hume puedes reflexionar en torno a los temas más universales. Por medio de la lectura de filosofía puedes activar tu pensamiento crítico.

Asiste también a congresos, ponencias, presentaciones de libros y medios que te permiten formarte de forma autodidacta a través de la asimilación de nuevos conocimientos.

Fuente: https://www.formacionyestudios.com/siete-consejos-para-cuidar-tu-mente.html

Qué debes evitar cuando haces networking

No es fácil practicar el networking, irás adquiriendo mejores habilidades a través del poder de la experiencia. Al inicio de la carrera profesional, tal vez te sientas un tanto desorientado en esta vivencia. ¿Qué errores debes evitar al hacer networking?

1. Priorizar la cantidad de contactos

Lo cierto es que es más importante que intentes potenciar la calidad del networking, por encima incluso de la cantidad. Piensa que esos contactos requieren un seguimiento para ser realmente valiosos. Por esta razón, también necesitas un tiempo para gestionarlos. Aplica este mismo criterio a los contactos que haces a través de Linkedin. Intenta tener un criterio selectivo al entregar tus tarjetas de visita.

2. Aparca la mentalidad utilitarista

Intenta disfrutar del networking como un fin en sí mismo y no como un medio. Es decir, si pones expectativas concretas en cada contacto que haces, corres el riesgo de frustrarte. Así como ocurre en el ámbito de las relaciones personales cuando algunas amistades evolucionan en positivo y otras no, en el ámbito del networking algunos contactos se convertirán en grandes colaboradores y otros no.

3. Descuidar la preparación del evento

Si asistes a un congreso, por ejemplo, estudia cuál es el calendario de actividades, qué ponentes van a participar en el acto, cuál es el currículum de cada uno de ellos y qué charlas te interesan más. Si no sabes qué buscas exactamente, es difícil que puedas encontrarlo. Por tanto, es recomendable que tengas las ideas claras.

4. Asociar el networking con lugares profesionales

Es recomendable que amplíes tu mirada puesto que puedes hacer contactos de trabajo interesantes en los lugares más inesperados. Por tanto, aunque es más probable que hagas contactos en cursos, empleo y actividades laborales, tal vez conozcas un contacto interesante a través de un amigo en común, por ejemplo.

5. Falta de confianza en ti mismo

Si quieres practicar el networking, no te posiciones a la expectativa, tú tienes que adoptar una actitud proactiva. Tú tienes mucho que aportar, por tanto, esto es lo primero que tienes que considerar. El valor que tú puedes generar a través de tus contactos o servicios para otros posibles contactos.

6. No formarte en inteligencia emocional

No solo puedes formarte a nivel técnico para mejorar tu currículum desde el punto de vista de las competencias. También es recomendable que inviertas en formación de inteligencia emocional que puedes aplicar a las habilidades sociales y la empatía necesaria en el networking. Por medio de la formación, irás ganando autoconfianza, autoestima, mayor control de tu lenguaje corporal, habilidades para hablar en público y superación de la timidez.

Vas a vivir experiencias de networking muy diferentes. Como en la vida misma, habrá eventos de los que obtendrás grandes lecciones de aprendizaje, en algunos casos sentirás que has aprobado ese examen con nota, en otros, vivirás alguna experiencia negativa. Sin embargo, sigue hacia adelante con los frutos que has cosechado a través de tu iniciativa.

La clave para un networking eficaz es estar integrado en entornos en los que puedes coincidir con personas que tienen puntos en común contigo. Y además, en la era de las nuevas tecnologías, también puedes practicar el networking en el entorno online.

Fuente: https://www.formacionyestudios.com/seis-errores-debes-evitar-cuando-haces-networking.html

Juego Organizacional

Vía segura es un juego en gran formato que apoya la implementación del Plan Estratégico de Seguridad Vial (PESV) según la ley 1503 de 2011, el decreto 2851 de 2013 y la resolución 1565 de 2014. A través de una divertida metodología que aborda conceptos básicos del código nacional de transito y hábitos seguros en la vía.

Beneficios

  • En solo 1 hora utiliza esta divertida herramienta.
  • Pueden participar mínimo 4 y máximo 16 personas.
  • Material resistente, reutilízala las veces que necesites.
  • El juego queda en propiedad del cliente para futuras replicas.

Fotografías reales del juego

Cómo los Millennials están cambiando la atención al clientes

Por Carolyn Blunt, consultora en Interactive Intelligence.

Este año una nueva ola de Millennials está completando su educación y se unirá a un puesto de trabajo cerca de ti. Son nativos digitales que crecieron en un mundo conectado. El más adulto de esta generación tenía apenas cuatro o cinco años cuando nació Facebook.

i2-01

Millennials: Las empresas deben crear una gran experiencia del cliente, pero es necesario identificar qué logra una buena experiencia al cliente Millennial.

Ellos no conocen un mundo sin teléfonos móviles o internet; se sienten completamente a gusto con las interacciones en línea y en general prefieren la comunicación basada en texto, para poder hacer varias cosas al mismo tiempo y, tal vez más importante, para hacerlo de forma discreta.

Para esta generación la tecnología es como el aire que respiran, lo cual crea una nueva serie de expectativas sobre la forma de comprar productos y servicios. Por default, ellos deciden consumir toda la información y los contenidos on-line. Música, mapas, vídeos, tutoriales, noticias y fotos, todos son creados, accedidos y compartidos a través de teléfonos inteligentes, tabletas y las computadoras.

Si necesitan ayuda para resolver problemas de servicio existe la expectativa de una respuesta instantánea en redes sociales o por chat. Todo en vivo. El uso del teléfono para navegar por largos menúes de IVR es un último recurso. El correo electrónico es considerado algo de “la vieja escuela”. Demasiado lento.

Y tienen razón. La mayoría de las organizaciones tardan minutos u horas para dar respuesta en redes sociales, incluso no es inusual que las respuestas a través de correo electrónico se demoren entre 2 y 4 días y requieran múltiples comunicaciones de ida y vuelta durante un periodo de tiempo incluso más largo.

Las empresas deben tener el objetivo de crear una gran experiencia del cliente. Es un buen negocio que los clientes hablen maravillas de ellas con sus amigos y familia. Sin embargo, para llegar a ese punto, hay que considerar qué hace una buena experiencia al cliente para los Millennials.

Debe ser digital

La accesibilidad de la marca para conversar de manera rápida y eficiente a través de chat o de las plataformas sociales es de suma importancia. Una estrategia basada exclusivamente en los canales tradicionales, lo dejará solo con el grupo demográfico de clientes más envejecido, porque los Millennials se irán a otra parte.

Debe ser fácil

Un Millennial puede encontrar la respuesta a su consulta en un portal de autoservicio intuitivo, en Youtube o en un foro en línea. Ellos realmente no quieren ponerse en contacto con tu empresa salvo que sea absolutamente necesario, por lo tanto, debes esforzarte en hacerles sencilla la tarea de conseguir lo que necesitan. Capacita a tus equipos para tomar decisiones rápidas y crear momentos “Wow”. No olvides que los Millennials son rápidos para compartir su alegría on-line (y aún más rápidos para compartir su desdén si tienen una mala experiencia).

Debe ser rápida y siempre disponible

La velocidad de respuesta es uno de los factores más importantes para que un cliente Millennial se sienta valorado. Ellos viven en un mundo obsesionado por la satisfacción inmediata, por lo tanto si te duermes, pierdes. La conversación en tiempo real es uno de los principales atractivos de atención al cliente digital. Hablamos de personas que no conocen los clásicos horarios comerciales. Por eso, asegúrate que tu centro de contactos asigne los recursos adecuados en un horario amplio.

Debe ser útil

Si un Millennial espera el tiempo necesario para acceder a un operador, la interacción de humano a humano tiene que ser digna de su tiempo. El agente debe saber más de lo que el cliente puede descubrir por sí mismo on-line. Si en el centro de contactos tus equipos están mal informados, tienen entrenamiento deficiente o información caduca, eso va dañar tu imagen.

Debe estar interconectada

No hace falta decir que todos los puntos de contacto previos con el cliente a través de todos los canales (tweets, chats, llamadas o correos electrónicos) deben estar en un solo lugar y visibles para el agente. También es importante que sea capaz de proporcionar accesos a páginas de soporte más detalladas o videos tutoriales, a los que el cliente pueda acceder en su tiempo libre y conservar para futuras referencias. La construcción de este tipo base de conocimiento permitirá fortalecer tu estrategia de autoservicio.

Debe ser agradable y relajada

Los días de escritura acartonada y demasiado formal quedaron para los documentos legales. La generación Millennial habla el “emoji” como una segunda lengua. Ellos quieren las interacciones humanas frescas e ingeniosas. Valoran un enfoque personalizado. Esto es algo importante que debe estar bien hecho en la guía de estilo de la marca. Y debes capacitar a tus agentes para que sean capaces de hacerlo sin cruzar la línea que los lleva a ser poco profesionales.

Por último, vale la pena recordar que los Millennials crecieron en un mundo de libertad y elección. Si de alguna manera intentas forzarlos en el proceso de Viaje del Cliente, ellos se van a revelar y saldrán. Las organizaciones tienen que escuchar a los Millennials y darle forma a la experiencia del cliente en todo lo que ellos esperan. No en base a lo que la organización encuentre más fácil o más rentable para ofrecer. Ofrecerles una voz en la experiencia es vital para crear un compromiso sostenido.

 

Tomado de: http://www.revistapym.com.co/los-millennials-estan-cambiando-la-atencion-al-cliente