UN CAMINO PARA ABRAZAR EL CAMBIO

Encontrar un modo de facilitar el cambio, llámese adquirir nuevos hábitos a nivel personal, aumentar la rentabilidad en una compañía, generar una mayor cohesión en el equipo trabajo o hasta adquirir un nuevo marco sobre el cual te experimentas a ti y al mundo que te rodea, hacen parte de las razones por la cuales hoy el coaching toma importancia en el desarrollo personal y organizacional.

El cambio es hoy un valor apreciado y deseado, que quizás muchos no heredamos de nuestros padres, quienes al tener una vida estable y tranquila, no lo consideraban como parte del chip que buscaban incorporar en nuestras enseñanzas, impartidas con amor, pero posiblemente limitadoras. No es casualidad encontrar que muchos de nosotros provenimos de padres que se jubilaron de empresas donde trabajaban por más de 30 años. Tampoco es casualidad que nuestra infancia transcurriera en el barrio de siempre, rodeados de los amigos y vecinos de toda la vida.

Cuando inicia un año nos acompaña una oleada de cambios y de manera optimista e intencionada nos planteamos propósitos en algún aspecto que consideramos requiere especial atención.  Nos proponemos, por ejemplo, disminuir esos kilos de más o por fin aprender inglés.

Casi de manera drástica tomamos medidas que no nos permitan declinar: cómo pagar todo un año en el gimnasio o matricularme en la academia de mayor renombre, no importa el costo, como garantía del convencimiento de la decisión tomada.

A medida que transcurren los días volvemos a nuestros viejos hábitos, que nos atrincheran en nuestra zona de confort y lo aplazamos para más adelante diciéndonos a nosotros mismos: “el próximo semestre si será, o no cuento con el tiempo…

El coaching es cambio. El esperado, el deseado y el buscado.

Para quienes no están familiarizados con este término, sus orígenes vienen del mundo deportivo. Etimológicamente proviene del francés cochero.

Si consultamos las definiciones de Coaching encontraremos que se refieren a un método o proceso, donde participa el coacheé (cliente del coach) y coach, en pos del cumplimiento de una meta.

Trascendiendo la definición y adentrándonos al lugar donde ocurre la magia, el coaching reconoce que todas las personas poseemos los recursos o podemos adquirirlos para generar el cambio.

El coaching explora las creencias, los valores y objetivos que le dan sentido al coacheé, ya que finalmente éstos están determinando su manera de pensar, sentir y actuar.

El coaching propone dos viajes, el primero de ellos hacia adentro: la movilización de creencias, juicios y valores; y hacia afuera: acciones coherentes con el nuevo marco que conllevan al cumplimiento de la meta planteada.

Atendiendo uno de los postulados señalados por Rafael Echeverría en su libro Ontología del Lenguaje: “El lenguaje no sólo nos permite hablar de las cosas, sino que hace que las cosas sucedan”. El poder generativo del lenguaje. El rol del coach es explorar el presente y diseñar el futuro mediante las conversaciones que llevan al coacheé en busca de su mejor versión.

Bajo la premisa que todo comunica: el cuerpo, la emocionalidad y el lenguaje, el coach escucha con respeto “la historia” que cuenta y se cuenta el coacheé, movilizándolo de la zona de confort (rango donde el coacheé se siente en control) para llevarlo, intencionada y amorosamente, a la frontera de contacto donde se posibilita el crecimiento y aprendizaje retador con la identificación de áreas de oportunidad que se decantarán en un plan de acción.

El coach te acompaña. Es una mirada externa que posibilita validar entre el deseo expresado y la realidad concreta.

Iniciar un proceso de coaching ya sea por disposición de la organización o motivación personal es permitirse reconocer que podemos estar en condiciones de bienestar. Qué me hago cargo de mí y de mi entorno. Qué tengo la facultad de elección y por ende de cambio. Qué sí me conozco, me puedo transformar.

Por Glenia Palacio López

Consultora Coach

Un comentario en “UN CAMINO PARA ABRAZAR EL CAMBIO”

  1. desde el punto de vista que me ilustra la lectura, me motiva grandemente en la transformación y adaptación a los cambios que día a día tenemos en nuestro entorno y es de mucho agrado para mi poder contar personas y herramientas que nos ayuden a ser mejores personas y poder conocer nuevas estrategias y compartir conocimiento , muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *